ADOLFO BIOY CASARES Y SU VISIÓN DE ARAÑAS

Escribe: Carlos Amador Marchant


“Cuando un día te echen de casa será porque el enemigo primero entró a la tuya……Desde ahí, parapetado, preparará la soga hasta estrangularte…Será un proceso parecido al de la araña, tejiendo interminables telas, esperando que caiga la mosca, rendida…..Cuando un día te echen de tus propias fronteras, será porque el enemigo fabricó por años cuevas subterráneas…. expropió tus cimientos….. te exprimió las raíces…(cam).” 


Casi todo comienza a flor de labios, a palabras abiertas y cuando el amor está latente al igual como el nacimiento de los días; a razón de cualquier cosa, de cualquier detalle, la
(Leer más)

Una mirada a los históricos Edificios Colectivos del arquitecto Kulczewski.

Escribe Carlos Amador Marchant
No puedo dejar de recordar aquellos edificios de cemento duro, los que fueron levantados para “reírse” de terremotos, los que hoy por hoy, más allá del alejamiento de la modernidad, se mantienen intactos.
Curiosamente los bautizaron con el nombre de “Colectivos”. Es posible que para mis lectores este nombre sea insignificante y, sin embargo, cuando retrato mi niñez en estos “colosos” de escasos cinco pisos, con sinuosas subidas especie “caracoles”, y que, al mismo tiempo, sólo fueron construidos en cuatro ciudades del norte de Chile (Arica, Iquique, Tocopilla, Antofagasta, es decir, en el desierto), cobran la
(Leer más)

RECOLECTORES DE BASURAS EN EL PUERTO


Escribe Carlos Amador Marchant
A mi llegada al puerto de Valparaíso (1995) sorprendió su forma de vida, sus costumbres. Y hay algo que no puedo dejar en el olvido de la mañana a la noche: el accionar de los recolectores de basuras.
La verdad, no hay nada extraordinario en ciudades planas. La diferencia con esto lo ejerce precisamente este puerto con sus escaleras y pendientes que han sido retratadas en cientos de ocasiones por pintores, acuarelistas y escritores, al paso de siglos.
Como muchas personas dedicadas a la escritura, he vivido en esta ciudad en sitios diversos. Aquí he conocido
(Leer más)

EL DIFUNTO DE ROKHA SE LEVANTA


Escribe Carlos Amador Marchant
Hasta hoy he escrito tres veces sobre Pablo de Rokha. Y, por cierto, lo puedo seguir haciendo a medida que vaya descubriendo más imágenes de su personalidad desbordante.
La primera fue en la década del 80 en la Revista “Extramuros”; en la segunda, ya en el siglo 21, explico lo que me dio esta crónica en Santiago de Chile, una suerte de vendimia, casi al estilo de su vida, a propósito de vender libros para poder subsistir.
Ahora lo hago a raíz de un libro pequeño que cayó a mis manos. En realidad fue un obsequio,
(Leer más)

EL DÍA EN QUE PENSASTE TRASLADAR TUS PROPIOS LIBROS

1343182442896-images.jpg
Escribe Carlos Amador Marchant
Después de más de un siglo en cuclillas (me parece) vengo recién a reencontrarme con el lápiz que dejé detenido sobre el escritorio de la casa. Hace una semana había comenzado a restaurar casi todos los rincones. Es decir, vi libros arrumbados, diseminados, la imagen más viva de una pequeña masacre.
Ahí estaban: Wilde, Tagore, Kafka, Rousseau, Voltaire, Homero, Defoe, en el más completo desorden generacional y de épocas. Poetas y escritores chilenos, latinoamericanos, europeos, en fin.
Entendí en ese momento que las cosas no son tan sencillas como suelen programarse, que los esquemas para readaptar
(Leer más)

Perros de crónica y perros sincrónicos

IMG_1183.jpg

 

Escribe Carlos Amador Marchant

 

Desde casi al mediar el año dos mil nueve me puse a pensar en anécdotas de perros. Y son tantas que, a veces, cuesta hilvanar los espacios. Perros de colores distintos: negros, blancos, plomizos, café. Y los tamaños también han sido disímiles, y sus colmillos, y sus ladridos. Pero me atrevo a decir que en cosas de pertenencia canina, no he tenido suerte. La mayoría de las veces, o se han muerto, o han sido atropellados, o por asuntos del ir y venir en este territorio, los he dejado con otros dueños.

Sin embargo, los perros

(Leer más)

Cuando los fantasmas corren por los pasillos

Cuevas.jpg

Escribe Carlos Amador Marchant

 Me encontré, sorpresivo, con el poeta José Ángel Cuevas. Fue en el Palacio Rivera de Valparaíso casi al finalizar febrero de 2011 a raíz de una exposición pictórica. Presentí que era él; le reconocí su rostro. Sin embargo, de comienzo no nos saludamos. Ninguno pareció tomar la iniciativa. Motivo: escasos contactos en vivo.

Andaba con su familia observando algunas actividades de arte, y como esa casa ha llamado la atención de mucha gente, optó por entrar.

Noté que había quedado impresionado. Me lo dio a entender con sus palabras. El palacio, para él, ese palacio en (Leer más)

Algunos personajes de la calle Serrano

IMG_02455nuevo.jpg

(Obra pictórica de la pintora chilena, de Valparaíso, Luisa Carolina Ayala)

 

Escribe Carlos Amador Marchant 

 

Hablar de la calle Serrano del puerto chileno de Valparaíso, es hablar de miles de fantasmas que recorren sus espacios.

Calle pequeña, pequeñísima, que colinda entre la plaza Echaurren y la Sotomayor, sin duda ha gritado y metido bulla al paso de muchos lustros.

Hay fotos de mitad del siglo XIX, cuando se le conocía como La Planchada, y donde podemos apreciar a los transeúntes que ya no están y que en algún momento hicieron lo mismo que hacen los que circulan en (Leer más)

Eli Martín, un hombre que pasó por la tierra y se fue abruptamente

Eli_Mart_n.jpg

Eli Martín, un hombre que pasó por la tierra y se fue abruptamente
Entrevista de Carlos Amador Marchant al poeta peruano el año 2001 y encontrada en un cassette olvidado por largo tiempo.




Elí Martín fue un hombre que deambuló por americalatina. Quién era él?. Nadie, en principio lo sabía, por lo menos los que logramos conocerlo en Chile. Al final, los que estuvimos más cercanos, nos dimos cuenta que el hombre, en cuestión, era no sólo un letrado, sino un estudioso de la historia del arte. Alcancé a conocerlo, una tarde cualquiera, frente a una de las estaciones del

(Leer más)

EL ÚLTIMO ECLIPSE SOLAR DEL SIGLO 20 (Putre)

imagesCA6AMG90j.jpgfoto de eclipseEL ÚLTIMO ECLIPSE SOLAR DEL SIGLO 20 (Putre)
Escribe Carlos Amador Marchant


Se hablaba, se propagaba no recuerdo de cuántos meses antes. Y estaban todos atentos, expectantes sin dimensionar lo que ocurriría en el momento preciso.
Se hablaba de lo espectacular de este eclipse solar, de la cantidad de científicos que llegaría a la zona.
Dos meses antes, por cierto, la capacidad hotelera estaba copada. Pero esto era en algunas ciudades del norte. Otra cosa sería en el lugar seleccionado (investigado) por el mundo científico, para observarlo con más nitidez, es decir, en Putre, provincia de Parinacota.
Me encontraba por

(Leer más)

Comentarios recientes

Cerrar